Nota

El Avispón Verde

 

Historia

William Dozier era un productor de televisión, en USA, muy exitoso.
En 1965 llamo a Dean Jeffries para que se encargue de construir un auto para una serie de televisión cuyo personaje central sería Batman y necesitaban un  Batimovil.
Jeffries estuvo de acuerdo y se puso a trabajar sobre la base de un Cadillac 59.

 

 

Dos semanas más tarde Dozier, desesperado, lo pidió a Jeffries tener el auto listo en 3 semanas, Jeffries sabiendo que no iba a ser capaz de hacer el trabajo en tan corto plazo: renunció. Dozier “caminaba por las paredes”, al borde a suspender el inicio de la serie, por recomendación de un amigo:  Peter Salerno, se puso en contacto con George Barris y en aproximadamente 3 semanas, nació, desde un Lincoln Futura, el famoso Batimovil.

 

 

 

Ni bien al aire, en 1966,: “Batman” era la serie de televisión más popular.

Tratando de duplicar ese éxito, los productores de 20th Century Fox iniciaron el rodaje de una nueve serie: The Green Hornet ( el Avispón Verde) protagonizada por Van Williams como Britt Reid y Bruce Lee como Kato.
Muchos de nuestros lectores recordarán que fue la primera serie de artes marciales que veían, obvio, en blanco y negro por TV.  

 

 

Aparentemente Dozier no estaba completamente satisfecho con la creación de Barris con el Batimovil y para el nuevo proyecto contacto nuevamente a  Dean Jeffries.
La idea consistía en crear un auto para competir con el Batmóvil, pero un poco más realista.  

 

 

 

Jeffries, para este fin, eligió un Chrysler Imperial Crown de 1966 como base del proyecto.
Modificó solo dos autos. Los mismos tienen ametralladores delanteras y traseras además de lanza cohetes, lanzadores de gas, aceite, agua y cañones de humo. Faros giratorios, cuatro verdes y dos blancos que rotan. Un sistema de circuito cerrado de televisión, teléfono celular, escobas que barren sus huellas de neumáticos y una serie de otros detalles para luchar contra el delito, especialmente muchas fichas interruptoras para los equipos y luces indicadoras.

 



De los dos autos uno se encuentra en el Museo Petersen y el otro en Carolina del Sur.
El Museo lo compró en diciembre de 2003, por un poco más de USD 192.000.

 

 

Aparentemente, despechado por no haber sido seleccionado para este nuevo proyecto o quizás por problemas personales con Dozier, Barris fabricó 3 replicas del original para presentar en distintas  exhibiciones de autos, pero sin la aprobación de Jeffries o del estudio.

La imitación

 

Yapa: Video de 7 minutos del original en acción