Nota

Un 29 de octubre, como hoy, pero de…

123ta

 

1948 – LA BUENOS AIRES – CARACAS
7ma. ETAPA, LIMA / TUMBES –
LA TRAGEDIA: MUERTE ENTRE LOS PARTICIPANTES:  DANIEL URRUTIA, EL ACOMPAÑANTE DE FANGIO

EL 28 de Octubre había sido día de descanso, va de descanso…? De descanso para los vehículos, las tripulaciones podían dedicar 8 hs. a la reparaciones de sus autos, recordemos que después de cada etapa por reglamento tenían una hora para revisar y reparar los autos. Los Gálvez fie a su estilo eran junto con Fangio los mas organizados y obsesivos en las reparaciones, por el lado de los hermanos en esas 8 hs. revisaban todo, desde el diferencial, la caja y el motor, incluir el tren delantero y los frenos, Fangio y Urrutia la tenían más complicados ya que a la atención de nuestro auto, (comentaba el balcarceño) trabajamos a los autos de Domingo Marimón y Eusebio Marcilla, estas dos tripulaciones sabían poco de mecánica y solo ayudaban en lo que podían, Fangio por precaución llegaba a cambiar los cojinetes del motor, trabajo nada sencillo, más con el motor colocado, a la hora del cierre del parque cerrado los pilotos se encontraban exhausto, comieron algo ligero y se fueron a dormir, más tarde golpearían e la puerta donde descansaban para informarles que tenían dos horas más para dormir, se había desatado una revolución en Perú y la carrera sufría un recargo de 2 horas en la partida.
Fangio cuando se dirigía desde el parque cerrado al hotel le comentaba al cronista del diario La Nación: -En Perú me siento como en mi propia patria. Espero contar con mejor suerte, pues parece que salí con el pie izquierdo. Si bien voy corriendo muy rezagado, me esforzaré por hacerlo en punta.
Y aquel 29 de Octubre, como hoy, pero de 1948 era Viernes los pilotos debían recorrer los 1322 km que separaban a Lima de Tumbes seguían bordeando el océano Pacifico, pero el camino los esperaba con sorpresas, densas neblina sorprendías a competidores en distintos tramos, sumado a que la gran mayoría no conocía el terreno.
La largada, originalmente programada para las cinco de la mañana, se modificaba al igual que el lugar de partida por los problemas políticos, ahora el nuevo lugar de partida era Puente de Piedra, a unos 25 kilómetros de Lima, solo había un centenar de personas al costado de la ruta, saludando a los competidores a su paso.
Esta salida, por las circunstancias fue la más desordenada desde que se iniciaba la competencia en Bs. As. solo algunos competidores cumplieron con el ordenamiento de la competencia, el resto partió como pudo y no se respeto el lapso de 10 segundos entre competidores.
A poco de largar, Rubiol Roca con un Ford se llevaba una duna puesta producto de la neblina y perdía una hora en reacondicionar su vehículo para poder continuar.
Al paso por Las Zorras, a 248 km de Lima, Juan Manuel Fangio estaba puntero en la clasificación de la etapa y el camino, lo seguía Oscar Gálvez, Pablo Gulle, Juan Gálvez, el Peruano Arnaldo Alvarado y Domingo Marimón.
Con lo desordenado que fue la partida Fangio se veía favorecido y en los primeros 100 km le seguía el paso al local Alvarado que conocía perfectamente el paisaje, hasta que un burro se cruzo en el camino del peruano en las cercanías de Paramonga y su máquina sufrió grandes daños que lo obligaron a retirarse de la competencia, además de sufrir heridas él y su acompañante y eran trasladados hasta un hospital.
En Chimbote vuelca Trincavelli, con la ayuda del público logra poner sobre las cuatro ruedas el auto mal trecho, pero pierde 9 horas en la reparación de la maquina que lo que más sufrió fue el tren delantero de su Chevrolet.
Pasando Chimbote vuelca Mujica, la neblina y los caminos muy duros siguen cobrando víctimas, por suerte para este binomio resultaron ilesos, pero los daños en su máquina fueron irrecuperables para volver a la competencia.
Entre Casma y Trujillo, Oscar Gálvez se le acercaba al líder en el camino y la etapa Fangio, que le llevaba cuatro minutos al tercero Pablo Gullé, detrás Eusebio Marcilla, Juan Gálvez y Víctor García.
Es justamente en Trujillo, donde el piloto revelación de la competencia, el chileno Lorenzo Varoli, que corría con su hijo de acompañante, se ve obligado a abandonar por daños en el motor de su máquina, en el mismo lugar otro vuelco , esta vez es el turno es para Manuel Montes.
La etapa es muy dura, la sufre el neuquino Arturo Krusse, al romper la dirección de su Plymouth, se estrelló a más de 140 km/h en el Puente Mocho, Remo Gamalero que venía muy cerca lo auxiliaba y lo transportaba a un centro asistencial. Lo herida más importante era para el piloto con fractura de tobillo.
Mientras la punta de la carrera es casi en tándem, Oscar Gálvez persigue a Juan M. Fangio, viajan a unos 100 metros de distancia llevan recorridos unos 300 kilómetros de la partida, Cuando transitaban el trayecto que lleva de Trujillo a Chacama eran aproximadamente las 4 de la mañana, pronto amanecería y con los primeros rayos del sol se terminarían los suplicios de ir adivinando el camino, en Huanchasco, antes de llegar a una curva cerrada y con mucha niebla, Oscar Gálvez (según declararía luego a la prensa) observa que el Chevrolet de Fangio comienza a zigzaguear intentando no desbarrancarse (la realidad era que tal barranco no existía) y mientras Fangio intenta volver el Chevrolet a la ruta, ya con dos ruedas fuera del pavimento y a raíz de la maniobra, el auto comienza a dar tumbos. El no duda un instante, y al darse cuenta que no había un barranco, tiró su auto derecho hacia afuera del camino, donde quedó volcado su Ford sobre un lateral.
Esta situación en principio sería mal interpretado en la transmisión radial de Radio Colonial, desatando la polémicamente, ya que se informó que un roce entre ambos competidores peleando por la punta y que era motivo que desatado la tragedia…
Oscar Gálvez y su acompañante Herrero, tras comprobar que solo tenían rasguños, se dirigieron hacia donde había volcado el Chevrolet Nº1. Lo encontraron de costado, con Fangio semiinconsciente, y con una pierna trabada. Las puertas estaban abiertas y Daniel Urrutia no estaba en su lugar de acompañante. Sacaron a Fangio de adentro del vehículo, ayudaron a poner el Chevrolet sobre sus cuatro ruedas y comenzaron a buscar a Urrutia. Tardaron un buen rato en encontrarlo en la oscuridad, sin sentido y sangrando por la boca.
Vieron los faros de competidores que pasaban Domingo Marimón, Juan Gálvez y Daimo Bojanich, intentaron hacerles señas pero no fueron vistos, por la mala visibilidad y la topografía de la ruta, el primero en verlos y detenerse, fue Eusebio Marcilla.
Que se ofrece a llevar a los accidentados hasta un centro asistencial a partir de esta acción se lo bautizaría “El caballero del camino”, entre Eusebio Marcilla y el Chueco, lo convencen a Oscar Gálvez para continuar la carrera, algo que realizó tras ocuparse de realizar una reparación menor en el tren delantero, atar su puerta con un cinturón que se quito el acompañante de Marcilla y se lo cedió, cambiar un neumático que había reventado, reponer aceite y agua para continuar.
Detrás de la primera parte accidentada, el siguiente tramo ya con luz diurna, se normalizó. Juan Gálvez mantenía un ritmo regular por San Pedro en cabeza. En Chiclayo, a 758 km de Lima, detrás de Juan estaba Víctor García, seguidos por Bojanich, Marimón y Oscar Gálvez que volvia al ritmo de carrera, más atrás Ataguile y Gullé que viajaba con el auto herido casi de muerte en su motor, al final caería al puesto 42 del clasificador.
En Piura, a 1034 km. Juan seguía puntero, ahora perseguido por Oscar Gálvez, en gran remontada, Domingo Marimón, y Eusebio Marcilla que estaba nuevamente en carrera, mientras Víctor García estaba en quinto lugar.
Juan Gálvez ganaría la etapa, que dejaría a grandes protagonistas fuera de carrera, por motivos varios entre accidentes y roturas, abandonaban pilotos de la talla de Fangio, Krusse, Karstulovic, Daly, Alvarado y Varoli, que denunciaría un sabotaje en su vehículo, al encontrar dos chavetas que habrían ingresado por la admisión de su Ford, más tarde resolvería dejar sin efecto la denuncia formal, pero algo estaba claro algo sucedió con el Ford del piloto Chileno.
La nota de color era que solo eran argentinos los que luchaban por la punta de la competencia, el primer no argentino clasificado en la general era el Peruano Luís Astengo, seguido por el Chileno Joaquín Salas 30 y 31 respectivamente
En párrafo aparte le contare el mito que Eusebio Marsilla traslado a Fangio y Urrutia hasta el hospital y detalles del relato de Oscar Gálvez, sobre el accidente.
Este fue el clasificador de la 7ma. etapa:

Pos Piloto – País – Auto – Tiempo
1º Juan Gálvez – Arg. – Ford 11h 49m 42s
2º Oscar Gálvez – Arg. – Ford 11h 50m 53s
3º Domingo Marimón – Arg. – Chevrolet 11h 57m 15s
4º Daimo Bojanich – Arg. – Ford 12h 7m 09s
5º Eusebio Marcilla – Arg. – Chevrolet 12h 7m 31s
6º Victor García – Arg. – Ford 12h 9m 18s
7º Bartolomé Ortiz – Arg. – Ford 12h 33m 7s
8º Salvador Ataguile – Arg. – Ford 12h 33m 43s
9º Guido A. Maineri – Arg. – Ford 12h 50m 44s
10º Angel Pascuali – Arg. – Ford 12h 54m 45s

Clasificación General después de 7º Etapa recorridas – 6035km 800 metros-

Pos. Piloto – País – Auto – Tiempo
1º Oscar Gálvez – Arg. – Ford 61h 31m 4/10
2º Juan Gálvez – Arg. – Ford 62h 42m 57s 8/10
3º Domingo Marimón – Arg. – Chevrolet 62h 57m 52s 2/10
4º Eusebio Marcilla – Arg. – Chevrolet 65h 33m 47s
5º Daimo Bojanich – Arg. – Ford 65h 52m 2s 1/10
6º Victor García – Arg. – Ford 66h 23m 48s 4/10
7º Manuel Merino – Arg. – Ford 68h 5m 47s
8º Salvador Ataguile – Arg. – Ford 68h 11m 19s 3/10
9º Angel Pascuali – Arg. – Ford 68h 17m 14s 5/10
10º Guido A. Maineri – Arg. – Ford 68h 57m 22s 1/10

 

1 CAR BSAS 7MA MUERE URRUTIA 1948

 

123 a

 

1948 – LA BUENOS AIRES – CARACAS
ROMPIENDO UN MITO: EUSEBIO MARCILLA NO TRASLADO A FANGIO y URRUTIA AL HOSPITAL

Mucho se ah hablado y escrito sobre la actitud de Eusebio Marcilla, que después se lo considero merecidamente como el “Caballero del Camino” el fue quien detuvo su marcha para auxiliarlos y ofreció trasladar a Fangio y su acompañante Urrutia hasta algún centro de atención, pero ni el auto tenia las condiciones, ni se podía transitar contra el sentido de la competencia, por tal motivo es posible que haya llevado a Fangio y Urrutia a Trujillo como se repitió tantísimas veces en muchísimas fuentes, ya que para hacerlo tenía que andar unos 32 km en sentido contrario al itinerario de la competencia, además, el centro asistencial más cercano al accidente era Chicope, a solo 11 km del lugar y no como siempres se a publicado que los traslado a Trujillo, En la hoja de ruta, figuraba con el siguiente detalle: Estación Chicope a la izquierda. Sobre la derecha, hospital, iglesia y plaza de toros y telégrafo.
De hecho, Marcilla solo perdió con respecto al puntero, unos 20 minutos, si tenemos en cuenta el tiempo que estuvo detenido auxiliando tanto a Fangio como a Oscar Galvez que ayudo a poner el y su acompañante el auto en su posición, es ilógico que un piloto se dirija luego algún centro asistencial mas alejado (Trujillo) y después retornar a la competencia y perder tan poco tiempo, respecto del primero Juan Gálvez, que no se detuvo ya que por la oscuridad reinante no se percato de los accidentes. Sería una locura.
Por otro lado, las informaciones dadas por las agencias de noticias indicaban que los primeros auxilios a los accidentados se les hicieron en el “Hospital Obrero de Chicope”, donde se comprobó que Urrutia había fallecido, Fangio después seria derivando a al hospital “Belén” de Trujillo, donde quedó internado y fuera de peligro.
CON RESPECTO AL ACCIDENTE OSCAR CONTABA COMO FUE…
En conversación el director del Gran Premio Sr. Francisco Borgonovo, ha recibido la declaración de Oscar Gálvez que le ha hecho el siguiente relato: “Durante el día habíamos trabajado mucho Herrero y yo y le dije a mi acompañante: vamos a andar fuerte, pero si alguno nos pasa lo vamos a dejar ir, porque a mi me interesa la carrera y no la etapa y si nos pasa el Chueco lo seguimos porque maneja muy bien. Salimos y nos pasó Alvarado, que después se paró. Después se adelantó Fangio y lo seguí de cerca. Me recordaba la primera etapa en la salida de Buenos Aires cuando él me siguió a mí y a veces se ponía a mi lado y también me pasaba.
Seguimos así como 450 km. Yo iba a unos 80 metros del Chueco, cuando al entrar en una curva hacia la izquierda lo ví vacilar. Yo creo que se adormeció o algo le pasó, porque se fue abajo del terraplén sobre la derecha. Ibamos como a 140 por hora y para no pisarlo me tiré abajo del terraplén por el otro costado y en la zanja. Volcamos.
Yo salí y ayudé a salir a Herrero y fuimos a ver que le había sucedido a Fangio. Como el coche estaba volcado, para abrir la puerta me quemé con el caño de escape. Encontré al Chueco tirado entre los dos asientos. Lo toqué y me pareció que no tenía nada. Volvió en sí y me preguntó por Urrutia. Fuimos a ver a Urrutia y lo encontramos en el suelo. Con linterna vimos que tenía sangre en la boca. Fangio me preguntó por Urrutia y le dije que no tenía nada. Eso me pareció, acaso porque era de noche todavía. Por eso pasaron Marimón, mi hermano Juan y Biojanich sin vernos. Gritamos pidiendo auxilio y vino gente del lugar. Yo no podía hacerlo porque tenía el coche volcado y la rueda izquierda delantera reventada. Fangio me dijo que siguiera, que no abandonara la carrera. La gente me ayudó a enderezar el coche y me pidió que siguiera. Caminé unos 300 km. y encontré a Marcilla, le pregunté por los muchachos y me dijo que Fangio estaba bien, pero que Urrutia estaba muy golpeado. En Tumbes me enteré de la desgracia de mi amigo Urrutia”.
Por su parte Juan Manuel Fangio en conversación con el empleado del Automóvil Club Argentino, Juan A. Ruiz, le manifestó que no tiene conciencia de lo ocurrido, lo que viene a certificar las palabras de Gálvez, quien admitió que Fangio se adormeció o algo le sucedió, habrá jugado en contra el cansancio acumulado?.

EL ENOJO DE OSCAR GALVEZ CON FANGIO Y EL DISTANCIAMIENTO
Tras el accidente, mucha versiones corrieron y entre Oscar Gálvez y Juan M. Fangio, incluso se apreció cierto distanciamiento entre los pilotos –sobre todo, de parte de Oscar hacia El Chueco, aunque con el tiempo se irían cerrando las heridas y todo volvería a ser como antes.
Oscar Gálvez había quedado enojado con el Balcarceño porque desde su opinión, éste había omitido decir, cuando volvió a Argentina, que él no solo no tuvo nada que ver con el accidente, sino que además se detuvo a prestarle ayuda y que fue el propio Fangio que le dijo, acomoda el auto y seguí en carrera que tenes mucha diferencia…

 

2 ACCIDENTE BSAS CARACAS 1948

 

123 a

 

HOY ES EL DÍA DEL ACOMPAÑANTE, EN MEMORIA DE DANIEL URRUTIA – ACOMPAÑANTE DE JUAN M. FANGIO

Mientras se disputaba la 7ma. etapa de la Buenos Aires – Caracas, se produce el accidente de Juan M. Fangio donde pierde la vida su acompañante Daniel Urrutia, por tal motivo se conmemora el día del acompañante.
Aquella etapa de 1340 kilometros debía unir Lima con Tumbes, Fangio venia luchando por la vanguardia, lo seguía implacable Oscar Galvez, cerca de Trujillo se producía el accidente, Fangio se desbarranco y comenzó a volcar, con el lamentable saldo de la muerte de su acompañante.
Daniel Urrutia había nacido en Mendoza el 6 de Septiembre de 1913. Su debut como acompañante de Fangio tuvo lugar justo un año antes de la carrera fatal, y con éxito. Fue en la Doble Vuelta Sierra de la Ventana 1947. Otra de las victorias de ambos, siempre con Chevrolet, tubo lugar en la Vuelta de Entre Ríos 1948, en la que triunfaron en sus dos etapas (de 641 y 862 Km). Fangio, acompañado por Urrutia ganaron a un promedio de 120,4 Km/h, pero nunca aliviaron el ritmo. Cuando la victoria era segura, recorrieron el último tramo Bovril/Paraná a 142,86 Km/h.
Ese mismo año habían ganado el Gran Premio Ciudad de Pringles, que también figura como Vuelta de Coronel Pringles o Doble Vuelta de Pringles, puesto que se había corrido los días 28 y 29 de Febrero con un recorrido diferente en cada jornada.

 

3 urrutia fangio 1948

 

123 a

 

1972 – GANABAN “PACO” MAYORGA Y “COCHO” LOPEZ

Se corren las “6 Horas de Concordia” competencia del Turismo Nacional, organizada por el Automóvil Club de Concordia, la carrera se corre en el autódromo de 3200 mts. eran duelos de Fiat y Peugeot, ganaba la dupla Francisco “Paco” Mayorga y Osvaldo “Cocho” López con un Peugeot 504.

 

6 MAYORGA Y COCHO LOPEZ 1972

 

123 a

 

CUMPLEAÑOS GUILLERMO “YOYO” MALDONADO

En la ciudad de 9 de Julio, nacía el “Yoyo” Maldonado. Llego al automovilismo nacional tímidamente, con un Crespi Fiat 125 de la Formula 2, el hombre provenía del motociclismo, meticulosa, observador, detallista, le gustaba competir para ganar, no importaba que tenia que luchar con poco presupuesto, cuando apareció con el Berta, sorprendió con 2 novedosas rueditas en la trompa, al ser consultado contesto, no me puedo dar el lujo romperla, por eso le puse las ruedas y atrás tiene resorte, de esta forma cuando piso un pianito la trompa se levanta y no se rompe, ya demostraba el hombre, ser un estudioso del tema, el mismo se atendía su auto en la totalidad.
Berta vio sus aptitudes y lo convoco para su equipo, era lo que necesitaba, al lado del “Mago” si algo faltaba aprender, ahora tenia la enciclopedia completa y vaya si lo aprovecho, de hay en mas fue casi invencible en la Formula 2 donde gano 6 títulos, 5 en forma consecutivas, también fue campeón del TC 2000 (1994), demostrando toda su capacidad como piloto, motorista y director de equipo. Lamentablemente para el automovilismo un día dijo basta y se fue, a disfrutar de su familia de su emprendimientos comerciales y sobretodo de su otra gran pasión sus paseos en moto, hoy lo podemos encontrar en cualquier encuentro moto Quero, disfrutando de la vida.
Cuanto te necesita el automovilismo argentino, por tu experiencia, por tu honestidad, por tu buena persona, porque sos un gran tipo… FELIZ CUMPLEAÑOS CAMPEON

 

4 YOYO MALDONADO CUMPLE

 

123 a

 

1972 – TRAVERSO GANABA POR PRIMERA VEZ NACIONAL… ERA EN EL TC

El TC corría “La vuelta de 25 de Mayo”, las series las habían ganado Cesar Malnatti (Torino) y Miguel Angel De Guido (Dodge)
En la final se largaba por tiempos de la serie, en primera fila largaron De Guidi por la cuerda y Ricardo “Caito” Iglesias por afuera, el Ford le gano la movida, pero le duro poca la punta, en la entrada al viraje, la Dodge mostraba el camino.
Por tiempos la dupla Malnatti Gradassi que viajaban chupados dominaban por tiempos, pero la Dodge de Miguel De Guido era implacable, atrás otros dos que viajaban chupados, Juan M. Traverso y Nasif Estefano, avanzaban en el marcador y también en la ruta hasta ponerse a la cola de Pirín Gradassi y Cesar Malnatti.
Fueron espectaculares el andar de los 4 autos juntos, hasta que el “Flaco”• trato de hacer una de las suyas, Traverso en la frenada quiso ganar la cuerda, pero los otros no eran mancos, el Torino se fue al pasto, Gradassi y Malnatti siguieron tirando juntos y Nasif Estéfano quedo solo, con el “Flaco” Traverso empezando a tratar de descontar la distancia perdida.
Una vuelta adelante, en los relojes, ganaba De Guidi, segundo se ubicaba Traversa, seguido por Gradassi y Ricardo “Caito” Iglesias.
A partir de la 10ma. vuelta, comienzan los retrazos y abandonos, Gradassi se retraza con un auto en cinco cilindros, Malnatti abandona por pinchar un pistón y De Guidi también se para por rotura de un pistón, cuando se daba como un triunfo seguro del Dodge. Traversa heredaba la punta y el triunfo, 2do resultaba Ricardo “Caito” Iglesias con un Ford del equipo Oficial, 3ro Nacif Estefano con el otro Falcon.

Pos. Piloto – Auto – Tiempo/Dif.
1º Juan M. Traverso – Torino 1h 11m 4s 8/10
2º Ricardo “Caito” Iglesias – Ford a 4s. 7/10
3º Nasif Estéfano – Ford a 46s 6/10
4º César H. Malnatti – Torino a 1m 16s 7/10
5º Francisco Espinosa – Torino a 1m 20s 3/10
6º Héctor L. Gradassi – Ford a 1m 32s 2/10
7º Rodolfo Marincovich – Chevrolet a 1m 36s 8/10
8º Juan C. Iglesias – Ford a 2m 4s 6/10
9º Juan Luluaga – Dodge a 2m 13s 3/10
10º Carlos Tártara – Torino a 2m 23s 6/10

El promedio del ganador fue de 190km 2 metros x hora.
El record de vuelta para Miguel A. De Guidi con 4m 40s a un promedio de 192km 934 metros x hora, logrado en la 2da. vuelta y repetido en la 9na vuelta.

 

7 TRAVERSO GANA PRI 1972

 

123 a

 

1999 – CUANDO RETORNABA AL TC EN TRELEW A ROBERTO OUBIÑA SE LE CRUZO LA MUERTE

El viernes salía a clasificar en la primer tanda, en la primera tanda clasificatoria, a poco de salir y a la salida de la primer curva se sintió mareado y tiro el auto a la derecha, dejándolo mal estacionado, con la ayuda de su acompañante se saco el casco y perdió el conocimento, de inmediato recibió la asistencia del doctor Rodolfo Balinotti que al ver el cuadro, lo derivo de inmediato al Sanatorio Trelew, donde a las 18hs. dejo de existir.
El piloto de Lanus, tenia 53 años, los había tan solo nueve días antes, talvez estaba festejando su cumpleaños, ya que retornaba a la categoría luego de casi dos años sin competir.
El Dr. Balinotti explicaba a los medios presentes “Sufrió un pico de presión muy grande que le pudo haber provocado la rotura de una arteria o de un aneurisma. Eso es lo que nosotros llamamos accidente cerebrovascular “, médico de la categoría.

 

8 OUBIÑA 1999 MUERE

 

123 a

 

2000 – PATRICIO DI PALMA HACIA DEBUTAR EL TORINO Y RAUL SINELLI GANABA LA CARRERA –

Se corría en el autodromo de “9 de Julio” aquel día Patricio Di Palma lograba hacer debutar el Torino que había comenzado a construir su padre, con el que pesaba poner en pista y en su afán de terminarlo regresaba desde La Pampa (día Sábado) después de asistir a Marcos Di Palma en el Top Race y la muerte lo sorprendió, Patricio presento aquel Torino gris y el Nº 35 en sus laterales.
Se corrieron tres series, la 1ra. la ganaba Raúl Sinelli, lo seguía el “Pato” Silva y Claudio Bisceglia, la segunda la ganaba el “Hurí” Omar Martínez, segundo Diego Aventin y tercero Guillermo Ortelli, la ultima el triunfo era para Julio Catalan Magni, José Ciantini y Marcos Di Palma eran sus proseguidotes, en esta serie con el Nº 100 clasificaba 7mo. el Bahiense Claudio Alonso.
La final buen triunfo de Raúl Sinelli, sobre Catan Magni que fue gran protagonista, buen trabajo del piloto de nuestra ciudad (B. Bca.) que finalizo 11ro., este fue el clasificador

Pos. Piloto – Marca – Tiempo/Dif.
1º Raul Sinelli – Ford 34m10s696
2º Julio Catalan Magni – Ford a 6s 310/000
3º Christian Ledesma – Ford a 9s 294/000
4º Guillermo Ortelli – Chevrolet a 10s 588/000
5º Omar Martinez – Ford a 11s 179/000
6º Juan M. Silva – Ford a 14s 855/000
7º Roberto Del Bo – Chevrolet a 17s 773/000
8º Luis Belloso – Ford a 20s 152/000
9º Claudio Bisceglia – Chevrolet a 20s 492/000
10º Fernando Iglesias – Ford a 21s 689/000
11º Claudio Alonso – Ford a 23s 2/000

El promedio del ganadorfue de 176km 690 metros x hora.
El récord de vuelta para Oscar Rama con 1m 35s 233/000 a 174km 451 metros de promedio, lograda en la 5ta. vuelta.

 

9 PATRICIO DI PALMA TORINO 2000

 

 

123 a

1912  – NACIA BENEDICTO CAMPOS

En 1912, nacía en Necochea: Benedicto Campos.
Fue en 1935, con 23 años, con un automóvil de su propia preparación debutaba en el automovilismo deportivo, con un Dodge, en una carrera disputada en Benito Juárez.
Poco tiempo después corrió en Balcarce con el mismo auto, pero con un motor Ford V4. Logró arribar peleando los primeros puestos.
En 1940 Campos comenzaba a construir la leyenda con una cupé Ford participó en las “Mil Millas” ganando la primera etapa en tiempo récord y finalmente ocupó una discreta posición en la clasificación general. Durante 1941 compitió con suerte variada.
Después del parate obligado por la segunda guerra mundial, volvió al automovilismo con un Fuerza Limitada, Gran Premio Balneario Municipal, ganando una serie y siendo tercero en la final que se adjudicó el malogrado Edison Hortal.
Después triunfó en el Gran Premio Juan M. Garat, corrido en el Parque Independencia de Rosario, al entonces excepcional promedio de 82,145 kilómetros por hora. Además hizo un récord de vuelta de 85 kph.
Benedicto fue la atracción de las competencias disputadas en Ayacucho, Necochea, Dolores, Salto y otras ciudades.
Consiguió la segunda colocación en el premio Volante de Oro disputado en Arrecifes, para ganar en tiempo récord el premio Circuito Urbano Pradere, en Rojas, al comando de la llamativa y famosa “Betty”.
Aquel legendario midget que “Benedo” (tal el apodo de Benedito Campo) llamó “La Betty”, en homenaje a su hija, fue adquirido en un taller de la Capital Federal y parecía estar destinado a ser parte de la vida del corredor.
Benedicto había vendido aquel vehículo poco después, pero en 1946 lo volvió a comprar y logró grandes triunfos en midgets.
Cuando en 1949, cuando Campos emprendió la aventura en Europa, vendió a La Betty en Bahía Blanca.
Pero años después un grupo de amigos logro comprar el auto al tresarroyense Segundo Taraborelli en 40.000 pesos y volvió a traerlo a Necochea.
En 1947 corrió la Vuelta Sierra de la Ventana y compitió en el Gran Premio Intenacionál a Chile, aunque su mejor performarnce la cumplió en el Gran Premio Ciudad de Coronel Pringles, en el que ganó la primera etapa y en la final, cuando llevaba notoria ventaja sobre Frangio, Oscar Gálvez, Julio Devoto, José Cordonier, Pablo Gulle y Ernesto Marimón, volvió y vio frustrada una victoria que parecía asegurada.
Gracias a esa gran campaña, los dirigentes del automovilismo nacional lo convocaron junto a Juan Manuel Fangio para representar a la Argentina en los principales escenarios de Europa.
Si bien no ganó ninguna carera, en Marsella, al comando de un Simca, se impuso en una serie a Maurice Trintignant después de luchar rueda a rueda en las vueltas finales.
La suerte no estuvo del lado de Campos. En Reims cortó el cigüeñal cuando iba en punta, a una importancia distancia de Villoresi y Fangio.
En Monza, marchando detrás de Alberto Ascari, se cortó una biela del motor de su Maserati y tuvo que abandonar.
Albi, Pau, Perpiñan, Spa y otros circuitos europeos supieron del paso del piloto Quequenense.
En su regreso al país logro conquistar el campeonato de Coches Especiales.
Paradójicamente, a Benedicto Campos lo sorprendió la muerte, cuando conducía su auto particular, rumbo a La Plata, a la altura de Chascomus, era cerca de las dos de la madrugada del 8 de febrero de 1972. Benedicto Campos sufrió un infarto y su hija Betty logró controlar el volante y detener el vehículo, pasaron los años y en su ciudad se lo sigue recordando al igual que su famoso auto “La Betty”

 

5 NACIA BENEDICTO CAMPOS 1912

 

123 a