Nota

Un 13 de febrero, como hoy, pero de…..

TUERQUITA

 

1898 – EN INGLATERRA 1° ACCIDENTE TRÁGICO CON UNA AUTO

Henry Lindfield de Brighton, Inglaterra. muere en un accidente automovilístico.
Convirtiéndose en la primera víctima mortal de conducción en Gran Bretaña.

 

1 ACCIDENTE INGLES

 

123

 

1926 –  NACÍA EDUARDO COPELLO

Nacía en San Juan, Eduardo José Copello, bautizado en el ambiente del automovilismo como “El Maestro”. Sus cualidades conductivas aseveraron el alias, y hasta podría decir que, para muchos, se quedaron corto.
Fue un verdadero fenómeno que se desempeñó como el mejor, tanto en los caminos retorcidos de montaña, como en los más exigentes circuitos.
Cuando salió a los caminos del TC, con aquel Torino del equipo Berta, bautizado la CGT, (Copello-Gradassi-Ternengo) lo hizo como el más avezado rutero.
No hubo tipo de carrera o camino donde transito, que no se rindieran ante el implacable paso del “Maestro”.
A pesar que se lo recuerda como debutando en el TC con aquel Torino, de la trompa modificada, (sus compañeros usaban el auto tal cual salía de fabrica) había debutado en el TC a bordo de un pequeño Renault Gordini blanco, bautizado “El Ratón Escandaloso” cuando el TC se presento en una carrera de montaña, sus detractores dijeron que la buena actuación se debió al tamaño y al conocimiento de los caminos, pero Berta y Copello aceptaron el desafío y se presentaron en el autódromo de Buenos aires, allá por el año 1965. Y menudo susto que les pegó a los tradicionalistas, cuando precisamente en el autódromo punteó por sobre todos los monstruos de la categoría.
Mientras tanto, en la categoría Turismo Anexo J, daba cátedra con el “Renault by Berta” que le preparaba su amigo Oreste Berta.
El reconocimiento del gran público, recién llegó en el ´67, cuando debutó con los Torino del equipo IKA. En San Pedro hizo el mejor tiempo y a pesar del abandono, dejó la impresión de que sería un hueso muy duro de roer. Una impresión para nada errónea, ya que ganó 9 competencias ese año, además del Gran Premio. El título de campeón, obviamente enfiló para San Juan. Como primer año completo en la categoría más importante del automovilismo argentino, para un “viejito” de 41 años, nada mal ¿no?
Al año siguiente peleó, como pudo, ante la avanzada Chevrolet, liderada por Pairetti y su “Trueno Naranja”, antes quienes cayó luchando hasta el final.
Posteriormente y como lo hicieron la mayoría de los pilotos de primera línea, en el ´69 se pasó al SP logrando el titulo, volviendo al TC en el ´70 y consagrándose también campeón, esto en el último año de vigencia de la Fórmula B.
Corriendo en Fórmula A, cosechó algunos triunfos pero el retiro fue inevitable. Había comenzado en la categoría muy tarde y se retiró con todos los honores, como llegó, “dibujando” en el pelotón de adelante.
Pero Eduardo Copello no solo fue TC, salió campeón de cuanta categoría lo tuvo como actor. Fue campeón en Turismo (con el Gordini), en 1968 logro el campeonato de Mecánica Argentina Formula Uno, con un Cooper-Tornado. Los títulos de TC en el 67 con el Torino convencional y en el 70 con la Liebre II_Tornado, y en Sport prototipo con el Numa – Tornado, además fue un eximio motociclista donde inicio su actividad deportiva.

Gracias MAESTRO, Ud. dio cátedra…

 

2 copello

 

123

 

1949 –  GRAN PREMIO INTERNACIONAL FORMULA UNO EN ROSARIO

La decisión de Enzo Ferrari de enviar un equipo a la Temporada Argentina sorprendió a quienes lo secundaban en la dirección de la escudería, ya que para esa fecha la mayor atención la demandaban los programas de carreras europeas del siguiente año,1949.

Suponemos que la decisión devino de una razón económica, ya que por esa época los organizadores Sudamericanos eran especialmente generosos a la hora de contratar pilotos y vehículos europeos. En los años posteriores al final de la gran guerra un tremendo interés por las carreras de automóviles se instaló en todo Sudamérica, en Brasil y especialmente en Argentina. Las carreras eran seguidas por los entusiastas a lo largo de todo el país, casi tanto como el fútbol. Posiblemente la conocida pasión de Juan Domingo Perón por el automovilismo, y el capital que el gobierno aportó al desarrollo del automovilismo argentino, fueron factores influyentes en esta situación.

La floreciente economía Argentina de los años de post-guerra y las Temporadas Argentinas, eran evidentemente, un atractivo importante para pilotos y escuderías europeas, lo que explica que el trasatlántico “Italia”, programado para zarpar de Génova el 23 de diciembre de 1948, tuviera en su carga 10 automóviles de carrera con destino final Argentina. Entre estos se contaban dos Maserati oficiales, destinadas para ser corridas por Ascari y Villoresi, y otras tres que el Automóvil Club Argentino había comprado para nuestros corredores (las cinco eran los modelos de 16 válvulas 4.CLT/49). El equipo Ferrari que embarco en el “Italia” constaba de un monoposto con un motor 166 (dos litros de cilindrada con compresor) un motor con una potencia más que digna para competir con el resto de los vehículos de “Formula Libre” (como se llamaba en esa época a lo que años más tarde devendría en la Formula 1). Como el automóvil fue terminado dos días antes que el vapor zarpara, no hubo tiempo suficiente para pruebas, es por ello que se decidió incluir un motor 125.C completo, entre los repuestos.

El resto de las máquinas que abordaron el barco estaban destinadas a competencias locales, y creemos importante comentar que uno de ellos era una berlinetta construida sobre un chasis Alfa Romeo 8C-2900, el cual conducido por Emilio Romano y Clemente Biondetti, había ganado la primera edición post-guerra de la tradicional Mille Miglia en 1947, y cual inmigrante, vino a terminar su exitosa carrera de este lado del océano.

Los pilotos italianos llegaron a Buenos Aires en avión, luego de 30 horas de vuelo, el 15 de Enero de 1949. La primera carrera del programa iba a ser el “Gran Premio General Perón” a correrse el 30 de Enero siguiente en Buenos Aires.

En esa primera carrera Nino Farina se vió obligado a correr con el motor de 1.5 litros (125), ya que el 166 (de 2 litros) había tenido unos problemas al momento de ajustarlo. Durante la carrera problemas de suspensión (muy blanda) no permitieron a Farina explotar al máximo el potencial de su vehículo en carrera, por lo que no se obtuvieron buenos resultados.

Seis días más tarde tuvo lugar el “Gran Premio Eva Duarte de Perón” sobre el mismo trazado, pero esta vez la Ferrari contaba con el poderoso 166 de 2 litros. Igualmente el resultado obtenido en la carrera fue lejos de afortunado. Bajo una lluvia torrencial y luego de 3 vueltas Farina lideraba la competencia y prometía hacer una gran carrera. Valiéndose de la gran potencia de su motor, conservó la punta hasta la vuelta 16, cuando inesperadamente la Ferrari se deslizó lateralmente, Nino perdió el control y no pudo evitar la colisión contra una de las aceras. Una rueda retorcida obligó a Farina a abandonar la competencia.

A Rosario

En este punto la situación era verdaderamente crítica, a una semana del accidente en Buenos Aires Ferrari debía correr el “Gran Premio Parque de la Independencia” en la ciudad de Rosario también conocido como “Gran premio Internacional Ciudad de Rosario”.
Stefano Meazza contaba con ese corto tiempo para poner en condiciones el monoposto y transportarlo desde la Capital a la Ciudad de Rosario. Aunque parecía imposible Meazza se arregló para hacerlo posible, y de esta manera el 13 de Febrero de 1949 en el Circuito del Parque de La Independencia en Rosario, Nino Farina se encontraba en la línea de largada a bordo de una Ferrari 166FL 2 Litros con compresor, a punto de quebrar la historia de una ciudad y un país en dos.
Para evitar la tendencia a deslizarse de cola de la Ferrari, problema que ya le había costado a Farina una carrera en Buenos Aires, Meazza agregó un pesado rollo de caño de plomo a la parte trasera del depósito de combustible. Lo anecdótico es que el caño era de los que en aquella época se utilizaban para la distribución domiciliaria de agua , y fue comprado por uno de los auxiliares en una ferretería que se encontraba sobre Av. 27 de Febrero. Con la estabilidad ya controlada, un ajuste en la relación de transmisión de la caja de cambios y una impecable administración de la aceleración por parte deFarina, y bajo una torrencial lluvia una Ferrari Oficial Grand Prix cruzó en primera posición la meta de un “Gran Premio Internacional”, fuera de su país de origen, por primera vez en la historia el 13 de Febrero de 1949, en Rosario, Argentina.

Lo curioso es que trás finalizar el Gran Premio, quién se llevó los laureles, por lo menos a ojos de el público que lo llevo en andas, fue el segundo el cruzar la meta, Reginald Parnell. Lo que había sucedidó fué que Don Nino Farina, quien evidentemente contaba con un caracter especial, decidió que ya había soportado demasiada lluvia, y así como cruzó la meta manejó su Ferrari 166 directamente al hotel donde se alojaba sin darle la posibilidad al público rosarino de festejar su triunfo.

Clasificación final del Gran Premio de Rosario 1949:

1º. Giuseppe Farina – Ferrari 166 / 2000 : 1h 48m 18s y 50vtas. – 82.885 km/h

2º. Reginald Parnell – Maserati 1500
3º. Alberto Ascari – Maserati 1500
4º. Luigi Villoresi – Maserati 1500
5º. Benedicto Campos – Simca Gordini 1430

Bibliografía:
“Origins of the Ferrari Legend – Memories of the Designer of the earliest Ferrari cars”, Gioachino Colombo
Haynes Publishing Group 1985

Gentileza: Ferrari Club

 

3 FARIÑA

123

1949 – EN LA CUMBRE GANO JOSE FROILAN GONZALEZ

Se corría una competencia de Fuerza Libre en La Cumbre (Córdoba), ganaba José Froilan González con un Ford A

 

7

123

1966 –  FORMULA 3 – CALLEJERO DE MAR DEL PLATA

Clasificación:

1°-Eric Offenstadt- (Stephen Conlan Motor Racing)-con Lola T60 – Ford/Cosworth en 59′23.2″
2°-Charles Crichton-Stuart-( Stirling Moss Auto Racing Team)-con Brabham BT10-Ford/Cosworth en 59′23.3″
3° Oscar “Cacho” Fangio-(Charles Lucas)-con Brabham BT10-Ford en 59′24.8″
4° Chris Irwin- (The Chequered Flag)-con Brabham BT16 – Ford/Cosworth en 59′51.6″
5° Mauro Bianchi-(Société des Automobiles Alpine)-con Alpine A270 – Renault R8/Mignotet en 1:00′30.1″
6° Andrea Vianini-(Escuderia Argentina Automondo)-con Brabham BT15 – Ford en 1:00′48.7″
7° Carlos Alberto Pairetti,(Société des Automobiles Alpine)con Alpine A270 – Renault R8/Mignotet
8° Nasif Estefano-(Escuderia Argentina Automondo) con Brabham-Ford
9° Silvio Moser (Martinelli + Sonvico Racing Team)con Brabham BT16 – Ford/Cosworth
10° Martin Davies(Martin Davies) con Brabham BT10 – Ford/

123

1977 –  19 CAPITALES  –  GANABA LUIS ECHEGOYEN

La victoria fue para Luis Etchegoyen, escoltado por Domingo De Vitta y Enrique Mantero, todos con Ford Escort RS2000. El mejor argentino fue Víctor Solmi, 2º en la clase menor con Citroën 3CV.

 

123