Nota

Pontiac GTO 1964 / 1965

El primer auto musculo de la historia

Es difícil imaginar pero el GTO estuvo a punto de no ser fabricado en serie de no ser por un pequeño grupo de directivos de Pontiac.
Durante la década de 1960, General Motors era tan grande que tenía casi el 60 por ciento del mercado nacional de automóviles. Así como lo hicieron con la Standard Oil Company, el Departamento de Justicia estadounidense estaba dispuesto a impedir que una sola firma dominase el mercado. para evitar la intromisión del Departamento de Justicia, por increíble que pueda parecer, la GM elaboro un plan que consistió en 3 acciones:
A – Deliberadamente freno las ventas.
B – El 24 de enero de 1963 saco de la empresa al Grupo Super Duty que eran responsables de los triunfos del  Pontiac, tanto en NASCAR  como en carreras de resistencia.
C- Auto- limitó la potencia de sus autos  a diez libras por pulgada cúbica.

Mientras tanto, Pete Estes, gerente de la división Pontiac, elaboro unas medidas para mantener al Pontiac vigente. Una de ellas fue contratar ingeniero John Delorean

Y este increible ingeniero revolucionó la marca, dando frescura e innovación al Pontiac, a pesar de la resistencia de la General Motor..

 

 

En 1963; DeLorean, tomó como base el Pontiac Tempest y construyó un prototipo con un motor más potente, además de pulir ciertos defectos de diseño que tenía el Tempest . Su prototipo se convirtió en su coche de diario y se dio cuenta que tendría éxito en el mercado por la aceptación que provocaba el auto entre propios y extraños.

 

 

Los ingenieros de  Pontiac, de forma audaz, le instalaron un motor 389′  llamado  pack  W62, y la GM dió el visto bueno. ¿Por que?: porqué la gente de Pontiac  le “vendió” la idea de un auto de calle con equipamiento especial… Utilizaron la técnica de  “mejor pedir perdón que permiso”.

 Motor GTO

 

A pesar de todo el potencial del GTO, aún había un problema, Frank Briggs.
Briggs fue el Gerente de Ventas de Pontiac y su opinión era que el GTO no se vendería , por ello Estes y DeLorean, sin el conocimiento de GM, realizaron una pre-venta que arrojo un sorprendente resultado: 5.000 unidades!!!. Briggs tuvo que ceder

 

 

 

El GTO se fabrico con 3 estilos de carrocería: 1: sedan dos  puertas, 2: coupé hardtop  y 3: un convertible. Los clientes que elegían la versión GTO, abonaban un plus de casi USD 300  El precio total de un coupé GTO fue $ 3071,90. A finales de año, el GTO fue un éxito increíble-venta de 32.450

 

 

 

 

 

Por otra parte, la situación del mercado americano, en esos años: combustible barato, ninguna regulación de emisiones, nuevas autopistas y sobre todo jóvenes con ganas de algo diferente y dinero…. abrían la posibilidad de los autos poderosos, los llamados posteriormente musculosos.

¿Porque GTO?: en homenaje a un grande de aquellos años, el Ferrari 250 GTO. “Gran Turismo Omolgato.” (sería, en español: Homologado)

 

Motor “chico”

 

Había dos opciones de motorización: el estándar contaba con un motor 5,3 litros y  el opcional de 5,7 litros. El GTO podía alcanzar los 96 km/h en 4,5 segundos y tenia una velocidad máxima que superaba los 177 km/h.

 

 

Uno de los escenarios donde se forjó el mito fue en las competencias. Antiguamente se decía que lo que ganaba un domingo, se vendía en lunes. Por aquellos años, las carreras de la Nascar eran realmente carreras de Stock Cars, es decir, de autos de serie.

 

 

La normativa imponía, para correr en ellas, la marca debía tener el mismo auto a la venta para el público. La esencia del Nascar y el GTO era la misma esencia.

 

 

Para 1965, se lo actualizó, estética y mecánicamente
Se le mejoró el sistema de freno aumentando la superficie de contacto y se rediseñó el tablero incluyendo un kit que mejoraba la lectura de instrumentos.
Así mismo “afino” el motor 389 y lograban 335 HP a 5000 rpm en normal y 360 HP a 5200 rpm aumentando también su par de 575 Nm a 3600 rpm a 584 Nm a 3200 rpm.
Con esta configuración las prestaciones eran impresionantes, sobre todo en aceleración, pues el GTO logró de 0 a 100 en solo 7 segundos y alcanzar los 201 Km/h.

 

 

 

Los retoques exteriores que sufrió el diseño en el ’65 son notables.
El frente mantuvo los dos faros, pero ahora se ubicaron de forma vertical y se mantuvieron así durante el resto de esta primera generación (hasta 1967).
Los laterales tuvieron pocas modificaciones, pero los emblemas de los costados si variaron de año en año.

 

La famosa franja roja de las llantas apareció en el modelo del ’65, era opcional y tenía un costo adicional.
Las tomas de aire también fueron modificadas en un adorno en el capot que, aunque seguía siendo poco funcional, llamó la atención por lo atractivo.

 

 

Más de 75.000 unidades se vendieron en 1965.

 

 

Hoy la economía mundial no da para excesos, los recursos energéticos no son tan baratos como antes, la concientización con el medio ambiente restringe demasiado las emisiones de estas máquinas y los bolsillos de los compradores no pueden permitirse gastos desmesurados. Pero bueno, siempre nos quedará el sonido embriagador que emanan los escapes de esos monstruosos motores V8 de más de siete litros cuando queman nafta y dejan dos líneas paralelas de goma quemada en el asfalto.