Nota

El Cebador en los Autos Nafteros

El Cebador

Los autos nafteros fabricados, más o menos, hasta comienzos de la década de 1980 tienen una perilla que conocemos como cebador. Ya algunos traían lo que se conoce como cebadores automáticos, pero en general, sobre los autos que tratamos en este sitio nos encontramos con lo conocidos o llamados cebadores manuales.
Especialmente los días frios o cuando el motor estuvo cierto tiempo parado, para arrancarlo debemos, precio a dar arranque, tirar dicha perilla hacia afuera y así sabemos lograr un arranque rápido.
Durante un rato dejamos que el motor funcione como “acelerado” y, cuando llegamos a cierta temepratura, empujamos suavemente la perilla, llevandola a su posición original, comprobando como el motor va recuperando su funcionamiento normal.

Veremos, en esta nota, que es, como funciona y distintos tipos de cebadores.

 

Que es un cebador?

El cebador” es un dispositivo que, por diversos mecanismos, incrementa la riqueza de la mezcla (aire -nafta) para que el motor arranque correctamente y tenga un funcionamiento suave mientras no haya alcanzado la temperatura de trabajo.

 

Para que sirve?

Se utiliza para obstaculizar la entrada de aire al sistema de combustión permitiendo asi que en los cilindros se introduzca una mayor cantidad de comustible através de la succión que generan los pistones,facilitando, de esa forma, el arranque en frío del motor.

 

Como funciona?

Se trata de una mariposa ubicada en el carburador que, accionada, cubre de forma total o parcial la boca del carburador. Permitiendo u obstaculizando el paso de aire

 

Cuanto tipos de cebadores hay?

Manual:  Consiste en un tirador o palanca que está ubicada, normalmente, a mano del conductor. Este tirador o perilla esta conectada, por medio de un cable (algunos casos varillas) a la mariposa de la boca del carburador.
Al accionarla, generalmente tirando hacia afuera, se cierra la mariposa y tapa el ingreso de aire al carburador. Una vez arrancado el motor y en temperatura se vuelve a su lugar.
Este sistema lo encontramos, generalmente en vehículos fabricados hasta los años 80′.

Térmico:  El conductor no necesita intervenir para accionarlo. Funcionan con un mecanismo de resorte, alojado en un contenedor plástico a un lado del carburador.
Estos cebadores se calientan por medio de electricidad para  provocar su expansión. Cuando el motor se enfría, el resorte se contrae. Esta contracción mueve una varilla que, a su vez, acciona la mariposa para que se cierre completamente. Al encender el motor, la mariposa cerrada crea un vacío mayor en el motor, lo que hace que aspire más combustible. Tan pronto como el motor se pone en marcha, un conducto de vacío acciona un servo que, a su vez, abre levemente la válvula del cebador, solo lo suficiente para que el motor reciba el aire que necesita para seguir funcionando. A medida que el motor entra en calor, el resorte del cebador reacciona ante el calor generado por el calentador eléctrico y se expande. Esto, a su vez, hace que la mariposa se abra.

Eléctrico: Es el sistema más avanzado que usan los carburadores. Consiste en un sensor electrónico de temperatura similar al que va conectado al tablero y permite consultar la temperatura del refrigerante. En lugar del contenedor plástico tenemos un electroimán que mantiene cerrada la valvula mientras el sensor no alcance la temperatura indicada.

 

Mariposas: Son dos planos de chapa fina solidarias al eje del carburador, cuanto más horizontal se encuentre, menos caudal de airre permite ingresar.

 

1