Nota

1° de octubre de 1908 Nacía el Ford T – La Revolución Automotriz

El Ford T fue el verdadero origen de la revolución del automóvil, si antes éste era algo totalmente elitista. El T con sus bajos precios convirtió al automóvil en una herramienta de trabajo al alcance de cualquier ciudadano medio de Estados Unidos.

Significo una auténtica revolución en cuanto a tecnología por su eficacia mecánica y perfeccionamiento de la producción en cadena.

Entre 1903 y 1908, Henry Ford y sus ingenieros desarrollaron 19 autos diferentes, designando a cada uno de ellos con una letra del alfabeto. El modelo T se presentó el 1 de octubre de 1908 y rápidamente obtuvo la aprobación del púbico en general, que lo apodaron cariñosamente como “The Tin Lizzie.” (la Lata Lizzie). Lizzie era un término coloquial para un buen y fiel servidor.

 

08

 

“Los clientes pueden tener un coche del color que quieran, siempre que sea negro”.
Fue la frase acuñada por ser todos del mismo color. la razón?: simple: la pintura negra era la que más y mejor cubría a un bajo costo.

Este color se mantuvo desde 1914 hasta 1925 y se impuso por motivos de uniformidad y de eficiencia para la nueva cadena de montaje. Sin embargo, el Modelo T Turismo, de 1909, era de un rojo brillante descrito como “Carmín”.

La presión de la competencia impuso la variedad de colores en los modelos recién de 1926 y 1927.

 

1908-ford-model-t

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su primer año de producción llegaron a fabricarse 10.660 unidades, batiendo todos los récords de la industria, En el año 1921 el modelo T representaba el 56,6 % del total de la producción a nivel mundial. En total se vendieron más de 15 millones de Modelos T en todo el mundo. Record imbatido hasta los años setenta con el VW Beetle. (Escarabajo de Volkswagen)

En aquel entonces, el “T” ya era aclamado en todo el mundo, convirtiéndose en el símbolo del medio de transporte fiable y accesible. Ford Motor Company había creado un mercado enorme y permanente de automóviles y alimentado el crecimiento de la industria a nivel mundial.
Su gran éxito fue el generar la necesidad de tener un auto en cada casa.

 

V

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su precio inicial de 850 dólares fue abaratandose hasta un precio irresistible de 360 dólares, lo que convirtió a este modelo en el favorito de la sociedad trabajadora industrial.

Muchas de las innovaciones asociadas al Modelo T cambiaron para siempre el proceso de fabricación de la industria de la automotriz:
La cadena de producción que Henry Ford implantó en su fábrica de Highland Park en 1913, revolucionó por completo la industria, y no sólo en el sector. Los rendimientos logrados incitaron a los fabricantes de autos a abaratar sus productos con el consiguiente beneficio para los clientes.
Esto de ser el primer fabricante en utilizar una linea de ensamble en serie no es del todo cierto. Oldsmobile fue el verdadero creador. Henry Ford utilizo el sistema con muchas mejoras.

 

DA2

 

El modelo T incluía novedades que otros vehículos de la competencia no ofrecían como el volante situado en el lado izquierdo, en contrario al uso ingles y de gran utilidad para la entrada y salida de los ocupantes e incorporaba grandes adelantos técnicos como el conjunto bloque del motor, carter y cigüeñal en una sola unidad, utilizando para ello una aleación ligera y resistente de acero de vanadio.

Su motor de cuatro cilindros y tan solo 20 HP de potencia alcanzaba la velocidad máxima de 71 km/h, con un peso de 1200 kilogramos; consumía un litro cada 5 km.

Su caja cambios permitía cambiar de marcha de forma fácil incluso para los más novatos. Otro de sus avances más innovadores su encendido que se realizaba por medio de un magneto y lubricación centralizada para lograr mayor durabilidad del motor.

 

25

 

El despegue del suelo permitía transitar por caminos de tierra y lodo. Tomemos en cuenta que, para esos años, aún no se había desarrollado el sistema de carreteras pavimentadas.

La introducción de este tipo de producción hizo que, en 1914, los 13.000 trabajadores de la Ford Motor Company fabricasen alrededor de 300.000 unidades, mientras que las casi 300 compañías de la competencia, con 66.350 trabajadores, fabricaron alrededor de 280.000 vehículos.

El primer Modelo T incluía un juego de herramientas, llevaba el tanque de combustible bajo el asiento delantero del pasajero por “seguridad”, además de incluir por primera vez. como opción: el limpia parabrisas (más tarde estaría disponible de serie)

Tras su lanzamiento, fue el primer auto que se promocionó a base de proezas, así subió por las escalinatas del Tennessee State Capitol y llegó hasta la cima del Monte Pikes.

En 1912, la Ford Motor Company fue la primera marca en hacer un estudio de mercado tras consultar a los clientes sobre del motivo por el que habían adquirido su Modelo T. La idea era poder racionalizar la cadena de montaje que entraría en funcionamiento en 1913.

Hollywood inmortalizó al “T” y fue el auto más popular utilizado por estrellas como Laurel y Hardy, los Keystone Cops, Ben Turpin y Clara Bow, y protagonista de algunas de las mejores películas de cine mudo.

Finalmente se discontinuó en el verano de 1927 por la llegada de otras innovaciones que volvieron obsoleto al modelo.