Nota

Pancho Alcuaz + Peugeot 504 TN + 88 = Historia de un Mito

Francisco “Pancho” Alcuaz y el mítico 88

 

6A

 

Se podría decir que Francisco “Pancho” Alcuaz y Peugeot 504 son sinónimos, uno lo eligió al otro respectivamente y juntos escribieron una rica historia automovilística de cuatro campeonatos, 3 nacionales y uno sudamericano. “Pancho” debuta en TC en el año 1965 con una coupé Chevrolet 38, poco tiempo después en el 71 consigue participar de la variante TC “A” con un 404 de Mártore y es allí donde comienza su idilio con la marca del León.

Al año siguiente en 1972 gana su primera carerra en un GP de Salta con un 504 que le compran 5 amigos de Brandsen.

En 1975 los equipos oficiales advertidos de su tremenda ductilidad para conducir en cualquier terreno lo invitan para esporádicas actuaciones en importantes GP de Turismo Nacional como soporte estratégico de la elite reinante, nombres tales como Mayorga, Castañon, etc fueron sus compañeros de aventuras.

 

7A

 

En 1978 busca la gloria personal y decide junto a otro grupo de amigos encarar un proyecto particular para pelear la corona máxima del TN, para ello alista un 504 TN 0km que le provee su padrino deportivo Heraldo Menduiña y entre comidas, copas y taller se organiza la epopeya. Apareció a mediados de la temporada inaugural del campeonato fiscalizado por CADAD del TN 1978, cuando ya los equipos oficiales estaban muy bien establecidos, tanto las fábricas Peugeot con Garro, López y Pisandelli como Fiat con Rizutto, Spineto y Juarez se presentaban intimidantes. Sin embargo ese 504 celeste al que por ránking le había tocado el número 88 se transformó finalmente en un auto asombroso e imbatible. Sorprendió a propios y extraños ganando en Buenos Aires, Las Flores, San Juan y Rio Cuarto, cuatro triunfos claves que lo elevaron a los primeros planos inmediatamente logrando su ansiado primer título y por encima de los oficiales.

 

2A

 

De allí en mas Peugeot lo contrata como piloto oficial para lo cual le proporciona como herramienta otro 504, esta vez un G2 con toda la “pulenta” y junto a Garro batieron todos los récords, triunfaron alternados por todos los confines de la república.

En 1980 es primer campeón de rally Argentino Clase “C” y Campeón Sudamericano colocando al 504 como mejor auto de fabricación nacional en el Codasur.

En 1981 logra su cuarto campeonato, el del TN de la clase “D”, siendo éste el último galardón máximo de su historial.

 

8A

 

La historia de Alcuaz con los 504 es tan rica como emocionante, con él consigue su primer triunfo y con él su primer campeonato, sin duda alguna fué su auto preferido, su comodín, su amuleto de la suerte.

Hoy a mas de 30 años de estos sucesos épicos podemos rememorar la historia y para ello es que elegí uno de esos 504, un prototipo TN de idénticas características al usado por “Pancho” con el objeto de hacer una réplica en su homenaje y que será para la eternidad un elemento de exposición en el museo Juan Manuel Fangio de Balcarce, ese retrato del mítico “88” es ahora una realidad que junto a la gente de Taller “Miguelito” de Miguel Naipauer y con mucho esfuerzo se logró.

 

1A

 

Nota especial:
Fué el primer 504 TN Campeón, ya que aunque su lanzamiento como prototipo limitado al mercado fué en 1977 recién en la temporada 78 se pudo homologar para correr.
El torneo comenzó el 19 de marzo de 1978 en Río Cuarto y la carrera inicial fue ganada por Carlos Pájaro Garro integrante del equipo oficial junto a López y Pisandelli, fué allí en este certámen que “Pancho” aparece a mitad de año, lejos claro de los planes estratégicos de las fábricas que habían dispuesto un arsenal casi imbatible,
Ël, con una estructura, humidle y particular pero con mucha mano de obra especializada, alcanza la mayoría de los puntos posibles con 4 triunfos claves, todos de bandera blanca, en la última curva de la última vuelta, por lo cual y basta con lo dicho consagra al 504 TN por primera vez como campeón nacional de TN.
Carlos Garro era , junto a Pancho, dos fenómenos de la época y Peugeot no tardó en juntarlos  para los equipos oficiales del 80/81 y 84.
Ambos poseedores de una experiencia innata en todo tipo de terrenos,
Garro era además amigo personal de “Pancho”, como todos los pilotos de la época, ambos se asombraban uno del otro, sin ningún tipo de egoísmo profesional. Tal es así que hoy día tanto Garro como Cocho y como tantos otros que incluso aquí dan fé tienen solo palabras de amistosa valoración hacia él. Algo que a todos nos deja orgullosos de haberlo conocido.

 

Francisco “Pancho” Alcuaz ya tiene su primer auto campeón en el museo mas importante de Latinoamérica. Su sacrifico y su pasión por este deporte se lo merecía y nosotros humildemente también para revivirlo a escala

 

 

 

Fuente y agradecimiento:
Manuel Enrique Alcuaz

https://www.facebook.com/alcuaz?fref=ts