Nota

Nuestra relación con algunas cosas y el paso del tiempo

Estimados amigos de Fierros Clásicos  es un orgullo y una satisfacción para mi poder estar en contacto con Uds., ya que la pasión por los fierros es algo que une a la gente de nuestro parecer y opinar, de las distintas situaciones, y por que no distintas anécdotas con respecto a este tema; un automóvil –

Siempre juega en estas cosas algo que sucede, que es el recordar; nuestro primer auto de juguete, nuestro primer equipo de fútbol que en casos queda instaurado en ciertas personas para siempre, nuestro primer triciclo, nuestra primer bicicleta.-
Siempre lo recordamos, y hasta en algunos casos, si llegamos a conservar todas esas cosas en nuestro poder, cada tanto vamos y las miramos, porque nos hace bien, nos calma, nos reconforta, nos engrandece hasta como personas, ya que el altísimo valor para nosotros a veces no tiene mercado.-

Nuestra nostalgia y nuestro cariño por las cosas de antes a veces no cura y nos sensibiliza de ciertas dolencias personales, o porque no, con referencia hacia un ser querido o a algún allegado que hemos querido mucho, y canalizamos nuestros sentimientos por intermedio de un juguete, un triciclo, una bicicleta, o el primer auto que manejamos en nuestra vida, que ya pasada la niñez, se llega a despertar en nosotros un interés especial del rugir de un automóvil –

Cuando una persona se “armoniza” y se complementa como algo mas que un conductor de un auto, es cuando bien decía Don Enzo Ferrari; el automóvil pasa a tener vida.-
No debe haber nada mejor que alguien “te lleve” y te guíe en la vida, como lo hicieron y lo hacen nuestros padres: enseñarnos a saber “volantear”.-

Chau.-Eduardo Urbina.-Necochea.-

Gracias Eduardo por compartir la pasión, Fierros Clásicos