4735 Views
AÑO
1971

Renault 12 de Martin Romero

Categoria: Renault 12
Nombre: Romero Martin
Año: 1971
Provincia: Mendoza

Junio de 2013, andando en una bicimoto que hacia poco vendí para comprarme mi 1er moto, alguna 110 o una 90 sumo o “motomiguel”, llegaba como a $ 4000 en esa fecha. Mis padres, con una mala experiencia en el hombro, se pusieron en contra de ello y me ayudaron a buscar un autito. Fue cuando me calenté con un Fiat 600 que andaba en las 10 lucas. Lo iba a señar el primer día de la semana siguiente. Estaba caliente como pendejo con Fiat uno R con tapa y leva. Un domingo a las 9.00 am me llama mi padre – “Martín, venite al centro vamos a ver un auto” – No me quiso decir que era, sin mas decir, fui al lugar.

Estábamos esperando al dueño. Cuando llego, no podía creer lo que mis ojos veían, y al instante me desilusione porque mi cabeza me decía que iba a pedir una fortuna. Subimos a dar una vuelta, sentado con ese tapizado blanco y ese andar que tenia parecía que estaba en una mini limusina. Escuchaba al dueño, “tiene 58.000 km reales de fabrica” (Si, 58.000 km). De no creerle obviamente…

Llego la hora de los bifes, cuando le preguntamos cuanto queria, me quede helado, apenas un poco mas de lo que iba a pagar el 600. Mi viejo se enamoro mas que yo del 12 y sin pensarlo lo señamos en el instante.

Le pregunte la historia del auto, y me respondió, que lo había heredado de su primer dueño que lo saco de 0km en Buenos Aires y lo trajo a Mendoza, al año y medio su primera mano fallece de una enfermedad terminal y su R12 quedo guardado en cochera siendo usado como tercer auto, semi abandonado, casi en penitencia acumulando polvo desde el año 1983

Al tener el auto en mis manos, lo primero que hice fue comprobar el kilometraje, y fue verdadero, ya que al meterlo a la fosa me di cuenta que nunca le bajaron la caja, ni el motor ya que por lo tanto el embrague es original de fabrica. El radiador estaba tapado con sarro y las mangueras eran mas viejas que la biblia. Lo levante bastante, pues le puse encendido electrónico, afinación del carburador, tanque de nafta nuevo ya que el viejo era un colador, cambio de rotulas, limpieza del circuito de refrigeración, entre otras cosas.

Hoy en día no hago mas que andarlo, y entre un hobby fue meterlo al Club “Locos por el R12 Mendoza” donde se junta con sus hermanos.

El auto no deja de darme satisfacciones y robar miradas por cualquier calle que vaya. Cada día que me subo y lo manejo es un placer. Lo tendré por mucho tiempo, como dicen muchos, este auto no es uno mas, es un cuento de historias. Ya queda poco para el Nacional de San Luis donde se juntan todos los R12 del país en un punto en común, compartiendo amistad, asados y la pasión por un fierro que desde el año 1971 sigue pisando fuerte. Allí estaremos con esta joya.

Espero que les guste,

Saludos de Mendoza

Martín.