3990 Views
AÑO
1967

Peugeot 404 de Alberto Conde

Categoria: Peugeot 404
Nombre: Conde Alberto
Email: aconde68@hotmail.com
Año: 1967
Provincia: Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Un “bien de familia”

Peugeot 404 modelo 1967, segunda serie

(el primero con frenos a disco delanteros, servofreno y tablero con relojes redondos).

El auto perteneció a la Sra. Elida F. de Conde (mi madre), quien era “muy remisa” a prestarlo. Aproximadamente en 1985  pasó a propiedad del suscripto  y durante algunos años fue utilizado por mi esposa  como segundo auto, entre otras cosas para llevar a nuestros 4  hijos al colegio. A su turno, al alcanzar los 18 años, los hijos fueron aprendiendo a manejar en él.  Entre sus anécdotas  de ese tiempo se cuenta que chocó con el subte A, en Pedro Goyena y Hortiguera…  que fue “ fundido” por exceso de temperatura en pleno centro de Buenos Aires,  y que casi pierde el capot en plena autopista a Ezeiza. A medida que los hijos fueron adquiriendo su propio auto, el auto quedó guardado por varios años  en un garaje de la calle Venezuela.

En marzo del año 2003 se tomó la decisión de ponerlo nuevamente “en uso”, efectuando las reparaciones que eran necesarias en el taller del Sr.  Alvio Cocaselli, quien en su taller José Mármol 774  fue quien atendió el auto “desde siempre”, quedando  terminado en octubre del mismo año. Para ello mi esposa, que fue la “hacedora de la restauración”,  fue conocida por todos los repuesteros de la calle Warnes, comprándole hasta “tornillos de acero inoxidable”… cuidando hasta el último detalle.

A mediados del año 2004, a sugerencia e iniciativa de mi amigo Carlos Tursi, decidimos participar con el auto en el “Segundo Gran Premio del Automóvil Club Argentino”.

Ese fue un comienzo. Como mi esposa se quedó tentada (al vernos largar, a Carlos Paz de noche, desde la rampa del automóvil club, lo que fue una fiesta),  nos anotamos en la carrera siguiente, la primer “Mar y Sierras”, en el año 2005 (Buenos Aires-Tandil-Buenos Aires). Ello significó que, a través de nuestro auto clásico,    hicimos un muy numeroso grupo de amigos, “jóvenes como nosotros”, de los que destacamos a Manuel Campa, Pipo Bragadín, Gustavo Bendel, los hermanos Mauricio y Eduardo Soraide, y Carlos Araneo,  por mencionar a  los más allegados. Iniciar esta hermosa actividad  con el auto nos llevó por diversas ciudades, tanto de  nuestro  país, como de la República hermana del Uruguay. Esto fue posible gracias a que el auto cuenta con el aire acondicionado (que perteneció a una Peugeot 504 que tuvimos), lo que le  permite a mi esposa viajar en la tierra con los vidrios cerrados… y unos caballos de fuerza en el motor de menos …

Concluyendo, gracias a nuestro “clásico” cosechamos infinidad de buenos amigos y participamos de 8 Grandes Premios del “Automóvil Club Argentino” recorriendo varias provincias en cada uno de ellos, 4 “Grandes premios 19 Capitales”  del Automóvil Club del Uruguay, y varias ediciones de infinidad de carreras del campeonato nacional del ACA, tales como la Mar y Sierras,  LobosProvincia de Buenos Aires, Concepción del UruguayCórdobaArrecifes, Mercedes, Chivilcoy, Chascomús y Pagos del Tuyú.

 

El auto, duerme en su cochera, bien tapado, esperando la próxima….