Nota

Hace falta ablandar/asentar el motor de un auto 0km?

Los autos de “antes”, cuando eran nuevos, requerían muchos kilómetros de rodaje para lograr que el motor se ablande/asiente.
No pasarlo de ciertas velocidades, controlar la temperatura, aceite, etc.
Y muchos de ellos, que circulan hasta hoy en día, no han tenido mayores problemas porque fueron ablandados/asentados correctamente.
En esos años era normal que los autos llevasen una calco /pegatina en la luneta (parabrisas trasero), que rezaba: “en ablande”.
Este aviso era para los que venían de atras supiesen que ese auto no podía acelerar bruscamente, como asi tampoco llevar el auto a altas velocidades.

 

55

 

Pero con los años los motores fueron mejorando hasta llegarse a creer, erroneamente, que no era necesario ese ablande: ERROR. Los motores modernos, si bien vienen pre-asentados necesitan una cantidad de kilómetros iniciales, determinados por el fabricante, para lograr una buena relación entre las distintas partes.

Que ya no traigan una calco en la luneta “En Ablande” no significa que el auto, durante unos kilómetros no lo neesiten.

 

3A

 

El “ablande” de un motor de un auto nuevo es una de las etapas más importantes.
En los primeros kilómetros las diferentes partes se terminan de acoplar entre sí, y permitirá  una correcta compresión del motor y la presión del circuito de engrase.

No son solamente los aros los que requieren un mínimo de asentamiento: levas, botadores, bombas, cojinetes, etc. también lo necesitan. Independientemente de las rugosidades que se eliminan con una correcta asentación, debe tomarse en cuenta la dilatación de los materiales: a mayor temperatura mayor dilatación y mayores “deformaciones”.

Al imprimirle al motor diferentes estados de carga (exigencia) varían también las solicitaciones térmicas, consecuentemente las deformaciones y las condiciones de asentamiento.
Para que usted se dé una idea: avanzar a velocidad constante a 100 km/h un vehículo convencional de 2,0 litros necesita aproximadamente 20 HP; a 160 km/h, 65 HP y a 210 km/h 150 HP. Es decir que a 100 km/h el auto requiere menos de la séptima parte de potencia de lo que el motor es capaz de entregar.
Haciendo cuentas sencillas, cuando usted lo exige a fondo, el motor le va a estar entregando ¡casi ocho veces más potencia!, es decir, por lo menos siete veces más cantidad de calor (en realidad es bastante más que eso) con las consecuentes elevaciones de temperatura y cambios en las dilataciones de sus componentes.

Si usted pretende que su motor esté correctamente adaptado para cualquier estado de carga (exigencia) deberá, necesariamente, hacerlo funcionar durante el asentamiento en todos los niveles de potencia.

Cambiar de velocidad , no de forma brusca y extender los cambios es como se logra variar la carga térmica. Obviamente con esto no le decimos que salga de la concesionaria quemando gomas; el sentido común debe prevalecer y el asentamiento debe ser progresivo, pero un poco de rigor no le va a caer para nada mal al motor.
¿Se entiende ahora porque hay que variar la velocidad?

Un motor, correctamente ablandado consume menos combustible, menos aceite, rinde más y reduce la probabilidad de sufrir averías.

En los motores más modernos, el rodaje recomendado se sitúa entre los 1.000 y 1.500 kilómetros para un naftero y entre los 2.000 y 3.000 para un gasolero.

Las recomendaciones de los fabricantes son, en este caso, muy claras, que buscan aumentar, de manera constante y progresiva, el régimen de giro del motor y la carga, regulada por el acelerador. Para conseguirlo, es necesario no hacer girar el motor a altas revoluciones, no conducir mucho tiempo a la misma velocidad o con el pedal del acelerador pisado a fondo y no arrastrar remolques en el periodo de ablande.

Además de seguir las indicaciones de los fabricantes, hay una serie de conductas recomendadas para lograr el mayor provecho a esta etapa.
Por ejemplo, nunca pisar el acelerador a fondo, si no de forma progresiva. Además, hay que realizar aceleraciones frecuentes y usar mucho el cambio para las reducciones.

Es mejor evitar los desplazamientos cortos y dejar que se enfríe completamente antes de apagarlo.

Un tema importantísimo: el primer cambio de aceite

Resulta que en el manual vienen las recomendaciones sobre como conducir los primeros XXX kilómetros y cuando hay que hacer el primer cambio de aceite.

Pues bien: durante esos primeros kilómetros, el motor, en su interior sufre fricciones mecánicas y por lo tanto va eliminando o sea: llevando al circuito del aceite todos los residuos que se desprenden. El cambio de aceite es muy necesario ya que elimina todos los desechos y permite, posteriormente, con aceite nuevo, una mejor y más limpia .lubricación.

No se guie por “el amigo que sabe”, ingenieros de las fabricas determinan un riguroso proceso, que de no seguir como corresponde atenta no solo contra la vida útil del motor sino tambien contra la garantía de fábrica!!

 

7  Instrucciones básicas

1 – Evitar dejar el auto parado “regulando”.
Si: es lógico tenerlo regulando mientras se espera el paso del semáforo o en un carril de auto-servicio, pero hay que tratar que ese tiempo no supere los 2 minutos.
Si uno se encuentra en un embotellamiento importante y te das cuenta que avanzaras casi nada, apagá el motor o tirate a un costado mientras esperas a que el tráfico comience a moverse otra vez.
Las bombas de aceite del motor apenas funcionan cuando el mismo está regulando, y dado que los componentes del motor en un automóvil nuevo están muy limpios, se secarán muy rápidamente.

2 – Tratar de mantener una media de 80/100 km/h.
Pero no llevandolo a esas velocidades todo el tiempo sino variando de a ratos.
A velocidades medias más altas, desgastarás rápidamente un motor nuevo y limpio.

3 – Variar la velocidad tantas veces como sea posible.
No hagas esto a expensas de conducir a velocidades peligrosas, sino que cuando tengas la oportunidad de hacerlo, trata de viajar a una amplia gama de velocidades.

4 – Evitar las frenadas y las aceleraciónes bruscas.
Una vez más, la seguridad debe ser siempre lo primero, y no debes dudar en pisar a fondo el acelerador ni los frenos si es necesario para evitar un accidente. Pero el resto del tiempo, acelera muy despacio y date mucho tiempo para frenar.

5 – Evitar los caminos de grava /tierra y/o los caminos con suciedad.
Conducir en estas superficies levanta polvo y otras partículas pequeñas que pueden pasar a través del filtro de aire y meterse en el motor, donde actúan como abrasivos dañinos. Además, dado que los neumáticos no tienen un buen agarre en estas superficies, el motor tiene que trabajar más de lo normal para mantenerte andando a velocidades más bajas. Esto, al igual que cualquier esfuerzo innecesario del motor, debe evitarse durante las primeros kilómetros. Resulta que, de a poco, se van sellando las partes.

6 – Evitar los viajes cortos.
Toma varios minutos y kilómetros hasta que el aceite se distribuya bien por todas las partes del motor. El fluido va tomando temperatura, al igual que las distintas partes del motor. Al menos, los primeros kilómetros no acelere demasiado.
Cuando realice un viaje así, de no esperar y exigir al motor,algunas de esas partes no recibirán nada de aceite, por unos rato y, con el tiempo esas partes sufrirán un mayor desgaste.

Es como elongar el cuerpo antes de hacer ejercicios. lo que se trata de evitar es “sorprender” al músculo en frio y sufrir un desgarro o…

7 – Planificar un viaje por ruta tan pronto como tengas tu auto nuevo.
Esos críticos primeros kilómetros  no tienen que ser repartidos a lo largo de varias semanas, por lo que es muy recomendable realizar un viaje, de ida y vuelta sumando los kilometrajes recomendados por el fabricante y hacerlo todo de una vez.

 

Nota: Todas estas instrucciones harán posible que disfrutes tu auto maximizando el rendimiento ahorrando dinero en reparaciones provocadas por el mal uso.

Este no es un informe técnico ni lo pretende. Son simples consejos para personas que no tienen mayores conocimientos.

Fierros Clásicos.com espera que esta nota sea de utilidad y si tienes algún comentario que agregar con todo gusto será recibido escribiendo a info@fierrosclasicos.com